¿Cómo nace Ala Delta Galicia?

No tendría sentido hablar del surgimiento del club sin contextualizar los diferentes eventos históricos que hicieron posible que el ala delta se siga practicando actualmente en muchos lugares del mundo.

En este sentido, se suele poner como punto de partida al ingeniero industrial y aeronáutico alemán Otto Lilienthal como la primera persona en la historia en realizar planeos con una aeronave desde el Fliegeber (una colina artificial construida por él mismo) desde donde realizaba sus saltos y planeos de hasta 250 metros de distancia.

Las alas estaban construidas con mimbre y tela y con ellas llegó a realizar 2.000 "vuelos".

Durante la primera mitad del siglo XX , personajes como Jan Lavezzari o Reinhold Platz construyeron y volaron planeadores, en un contexto histórico donde cada vez se hacía más popular este deporte.

Hubo que esperar a la década de los 50 para que Francis Rogallo y su mujer Gertrude Rogallo diseñaran y patentaran el primer prototipo de ala flexible. Su diseño captó la atención de la NASA para ser usado como sistema de recuperación de cápsulas espaciales.

En el año 1963 John W.Dickenson rediseñó el modelo de Rogallo para dotarlo de una estructura rígida y un marco de control triangular (como los que tenemos hoy en día en nuestras alas delta), a este modelo se le denominó "Sky Wing" y tuvo tanta repercusión mediática que hoy en día se le considera el inicio del Vuelo Libre.

Para entonces ya era imparable, a finales de los años 60 y principios de los 70 eran muchas las personas que se juntaban para volar en laderas e intentar permanecer el mayor tiempo posible en el aire, se empezaba a buscar grandes altitudes y distancias. A esto hay que sumarle un boom en la proliferación de fabricantes que poco a poco fueron introduciendo, en algunos casos, mejoras en los perfiles, los sables, materiales de construcción, etc. Esta creciente popularización propició la aparición de campeonatos nacionales e internaciones por todo el mundo. De esta época es muy famosa la película "Playground in the Sky" del año 1977.

A partir de ese momento no está claro quien importó la disciplina del vuelo libre al territorio español. Los pioneros fueron varios, algunos fabricaban sus propias alas delta con material de construcción a partir de fotografías que veían en revistas, como por ejemplo los gallegos Martín Uhía (del que os dejamos un precioso reportaje realizado por su hija Inés Uhía) o Fernando de Coruña, que realizaba planeos con su ala casera desde una ladera coruñesa.

En la zona sur de España, en la década de los 70, Stuart Soule apareció con un ala delta en un carrito de dos ruedas y de esta manera empezó a formar pilotos por la geografía española. Entre estos pioneros se encontraba el mítico Jesús Villa, famoso en el gremio por su aparición en el programa de TVE ¿Qué apostamos? en el año 1997.

Un evento de extraordinaria repercusión sacudió las tierras de Mondoñedo en el año 1980, realizándose el Campeonato de España de vuelo libre, con despegue en la cumbre del Monte Padornelo. Este monte había sido volado con anterioridad por Ulises Sarry y después de varios vuelos por parte de la Comisión Nacional de Vuelo para inspeccionar la zona, se decidió organizar el campeonato.

La zona de aterrizaje se abarrotó de gente durante los días de la celebración de la competencia y un ambiente festivo se apoderó de todo Mondoñedo. Hubo proyecciones de películas, exhibiciones de aeromodelismo y cometas y sobre todo entrega de premios y trofeos. Algunas fotos y filmaciones han quedado registradas de aquel mágico evento.

Contra todo pronóstico el ala delta fue perdiendo popularidad y poco a poco el número de practicantes se redujo a unos pocos. Entre los factores que influyeron en este cambio de tendencia podemos destacar los siguientes: la aparición del parapente como alternativa al ala delta, el esfuerzo y tiempo que había que dedicarle a la práctica deportiva y otras razones que desconocemos.

Es en el año 1996 cuando Vicente Fernández (presidente e instructor del Club Ala Delta Galicia), conoce a Clemente de la Cuadra y comienza su periplo en el mundo de las alas delta.

Desde niño, Vicente ya era un enamorado de los aviones y la aeronáutica y en su adolescencia comienza a fabricar y volar sus propios aeromodelos.

Con Clemente de la Cuadra aprendió a manejar un ala delta, su zona predilecta de aprendizaje era la playa de Montalvo, allí realizaba carreras y saltos, hasta que en el año 1998 realiza su suelta en la ladera de la playa de Soesto.

Durante los próximos años realiza vuelos en Larouco, que se convierte en su principal zona de vuelo. Era una época dura, ya que apenas había pilotos y Vicente en muchas ocasiones volaba solo, pero en su mente ya rondaba la idea de formar pilotos y montar un club. En el año 2006 realiza el curso de instructor de ala delta por la Real Federación Aeronáutica Española y comienza a formar pilotos.

En una juntanza de pilotos organizada en el año 2014, Sergio, Javi, Armando, Miguel y Vicente deciden fundar Ala Delta Galicia.

En pleno 2020 seguimos volando, buscando zonas de vuelo, formando alumnos nuevos y sobre todo, disfrutando de este deporte que tanto amamos.